TUTORIAL

Inauguro con mucha ilusión esta entrada a modo de tutorial, en la que voy a explicar cómo ejecuto y retoco mis fotografías culinarias hechas en casa. Espero que esta información pueda resultarte práctica y útil para tus futuras sesiones fotográficas. Estoy muy contenta de compartir este contenido porque es la primera vez que muestro al mundo cuál es mi proceso técnico y creativo.white

Aunque me encanta cocinar, siempre intento dejar bien claro que soy una “cocinillas aficionada” amante de la comida vegetariana. Si tuviera que definirme vocacional y profesionalmente, te diría que soy fotógrafa. La fotografía creativa es una de las cosas a las que me dedico en mi día a día desde hace muchos años y uno de los motivos por los que me animé a inaugurar este blog, fue precisamente la cantidad de posibilidades gráficas que encontré en los alimentos para conseguir imágenes estéticamente atractivas.

galette-veggieboogie-7

En este post quiero compartir contigo algunos de mis básicos a la hora de abordar una sesión fotográfica de bodegón culinario en casa, con luz natural y elementos muy simples que nos pueden ayudar a conseguir un resultado potente a nivel visual. Porque no es imprescindible disponer de un super estudio fotográfico para obtener buenas fotografías, si lo haces con mimo, imaginación y un poco de técnica, una simple habitación con ventana es más que suficiente!

MIS BÁSICOS:
EQUIPO E ILUMINACIÓN

Habitualmente, suelo realizar mis recetas en casa y fotografío el proceso y el resultado final de una forma totalmente ‘homemade’. Siempre utilizo luz natural de ventana en mis composiciones y me ayudo de reflectores para rellenar sombras si lo considero necesario (los reflectores puedes comprarlos en tiendas de fotografía o utilizar un simple tablero blanco o cartulina rígida). Como ves, en la siguiente foto te muestro un set encima de la cama que suelo preparar muy a menudo para mis recetas ¿cutre? Pues no lo sé, pero yo obtengo resultados satisfactorios y con eso ya estoy más feliz que un regaliz.

set-on-bed

Para mi, la luz es fundamental y aunque dispongo de equipo de iluminación, me gusta obtener ese efecto único y especial que otorga la luz natural real. Por este motivo, suelo disponer mi set de foto encima de la cama (porque tengo una buena ventana al lado) o en la mesa de mi salón, donde también dispongo de mucha luz. Mi apartamento es muy pequeño y siempre tengo hacer uso de la inventiva para optimizar el espacio, la ventaja es que tengo mucha luz y ese es un punto muy interesante que explotar. Si tu vivienda es interior o poco luminosa y no dispones de equipo de iluminación, mi consejo es que inviertas en algún foco semi-profesional (hay buenos precios buscando un poco) o que realices las fotografías en el exterior (puedes montarte un set básico en el parque de tu barrio, eso sí, un día que no llueva, jejeje). Desde mi punto de vista, la luz que nos ofrece un flash convencional incorporado en cámara es muy plana y nos deja pocas posibilidades para jugar con las luces y sombras y con los volúmenes de los elementos. Pero puede ser otra opción como alternativa de emergencia o si vas en busca de ese efecto lumínico que aporta el flash.

IMG_1491

Yo, como fotógrafa de la vieja escuela (me formé en analógico), no soy muy partidaria de los smartphones ni de las cámaras automáticas, pero sabiendo hacer un buen uso de ellas, puedes conseguir resultados geniales. A mi particularmente me gustan las cámaras reflex full frame con lentes fijas y luminosas, suelo trabajar con una Canon 5D Mark II y mis objetivos preferidos son el 50 mm 1.8 (super barato) y el 100 mm macro 2.8 (ambos de Canon). El objetivo macro es mi gran amigo para realizar tomas muy próximas a los objetos y conseguir texturas geniales en los rincones más pequeños.

pudin-trigo-sarraceno-12

Las cámaras full frame forman parte de la gama profesional, así que si tu presupuesto es más bajo, puedes optar por reflex más baratas e invertir en algún objetivo de marca “blanca” que tenga una buena abertura de diafragma (como ves siempre habrá opciones).

El trípode también será tu aliado en muchas ocasiones, sobre todo en esos días nublados en los que la luz es más tenue y necesitas un tiempo de exposición mayor o para los ‘planos picados’ tan frecuentes en las fotos de cocina. Yo tengo un trípode Manfrotto que en su día me costó medio sueldo, pero al igual que con los focos, si buscas un poco puedes encontrar trípodes majos que no sean excesivamente caros.

Si te sucede como a mi, que a menudo te fotografías a ti mismo con las ‘manos’ en la masa (que las manos siempre quedan muy bien en las fotos culinarias) el trípode será indispensable, y una herramienta súper práctica es un auto-disparador inalámbrico para estas ocasiones.

mac-and-cheese-veggieboogie-3

Cuando quieres dedicarte a esto de una forma un poco más seria, continua y profesional, la inversión en equipo será inevitable, pero buscando con presupuestos que se ajusten a tu bolsillo, puedes hacerte con productos que cubran tus necesidades.

ESTILISMO CULINARIO /
DIRECCIÓN DE ARTE

El  food styling (estilismo culinario) es casi tan importante como elaborar una receta perfecta (al menos desde mi punto de vista). Cuando realizas una fotografía en la que la comida te entra por los ojos ya has conseguido algo grande. Si además, elevas esa imagen a la categoría de “artística” entonces ya estás hecho un auténtico profesional en la materia. Porque, como siempre digo, la comida nos puede ofrecer un sin fin de posibilidades gráficas increíbles. Texturas, colores y contrastes dignos de inmortalizar. Pero además, podemos ayudarnos de elementos que aporten un toque especial a nuestra composición y que no tienen porqué ser exclusivamente comestibles. Las vajillas y accesorios de cocina pueden ser grandes aliados para conseguir composiciones interesantes (cubertería, paños, frascos) así como cualquier otro elemento ajeno a la cocina (plantas, libros, velas, etc).

styling

En mi caso, suelo optar por un estilo minimalista, me gustan mucho los fondos neutros que tengan una ligera textura pero que no sea excesiva. Las plantas y las flores también son un recurso frecuente en mis tomas porque me permiten jugar con los planos y suelo utilizarlas para añadir desenfoques. Siempre busco un efecto plástico que sea vistoso a través del contraste y el color, pero intento modelar los objetos sin que pierdan su volumen (es decir, sin que parezcan demasiado planos) y sin que las luces o las sombras destruyan información esencial, por ello repito una vez más que manejarlos a través de la luz es indispensable. Ves moviendo los objetos o incluso el set completo en función de la dirección de la luz, esto determinará totalmente la atmósfera final de tus imágenes. Además, cuando voy a componer un bodegón o una serie de imágenes siempre tengo en cuenta ciertos factores antes de comenzar con el shooting:

EL COLOR

Me gusta que los colores que van a predominar en mis fotos se complementen de manera armónica para focalizar el interés. Huyo de los colores excesivamente chillones en los fondos porque me gusta que el protagonismo cromático se encuentre en zonas más pequeñas con los alimentos. Huyo también de los estampados ampulosos y de todos aquellos elementos que abarroten la imagen en exceso. Busco resultados con tonos limpios, que respiren y te generen una sensación de calma.

portada-color-styling

LA COMPOSICIÓN

Dependiendo de los ingredientes y de los utensilios que voy a usar, pienso previamente las composiciones para realizar tomas variadas desde diferentes ángulos y así otorgarle una mayor riqueza visual a mi proyecto final. Los pequeños toques pueden enriquecer tu imagen notablemente (a mi me gustan mucho los efectos ‘veladura’ usando paños delante del objetivo, colocar el plato en segundo plano para conseguir desenfoques con objetos que estén delante o hacer composiciones minimalistas donde sólo encontremos el plato y un fondo neutro, por ejemplo, o un cubierto que le de dinamismo y dirección a la composición).

portada-planos

Aunque lo más importante es que el plato quede perfecto, los elementos extra (atrezzo) también nos van a ayudar a que la composición sea estéticamente más atractiva. Paños, tablas de cortar, cubiertos, frascos o cualquier otro objeto cotidiano pueden ser interesantes. La única premisa que me gusta respetar es que el resultado sea “creíble”, es decir, que puedas encontrar una escena en casa con estas características antes de comer y que no parezca sacada de un estudio de fotografía, me parece muy interesante crear una sensación de espacio, ‘de casa’. En definitiva, recrear la belleza de lo cotidiano sin demasiados artificios pero con una visión creativa.

portada-composicion

LOS DETALLES

Me gusta mucho recrearme en los pequeños detalles y en las texturas de los ingredientes u objetos que me llaman especialmente la atención. Por ello considero muy enriquecedor tomar fotografías durante el proceso y atribuirle también cierto protagonismo a otros momentos que no sean exclusivamente la toma con la receta final terminada. Las especias, hierbas y semillas por ejemplo, pueden ser grandes aliados para enriquecer la composición con pequeños toques sobre la mesa y además el espectador podrá conocer los ingredientes que hemos utilizado hasta conseguir nuestro delicioso plato.

compo

PRESENTACIÓN DEL PLATO

Cuando planteamos la última parte de nuestra sesión fotográfica culinaria no podemos olvidarnos de ’embellecer’ el resultado final para que la experiencia gastronómica y estética sea un éxito. Yo siempre cocino con ingredientes naturales y desde una perspectiva muy amateur y desenfadada. No soy muy partidaria de la decoración ‘rococó’ ni de otorgarle a mis creaciones un aspecto de ‘alta cocina’. Me gusta ofrecer al espectador una experiencia cercana, comida de todos los días que una persona sin demasiada experiencia pueda verse capaz de elaborar. Pero algo que si tengo muy en cuenta es hacer uso del color y las texturas. Me alucinan los platos vibrantes, coloridos y llenos de ingredientes distintos, así que al final, ese es mi principal recurso para emplatar de una forma creativa. Los pequeños toques son fundamentales, por ejemplo una pincelada sutil de especias, semillas o tropezones de fruta en alguna zona del plato.

presentacion-plato

Si ya eres un ‘foodie’ a alta escala o si estás introduciéndote en el apasionante mundo de los bloggers cocinillas, irás viendo cómo la vajilla también empieza a formar parte de tus obsesiones. Los tan famosos ‘props’ (accesorios en inglés) son los platos, cuencos, jarras, etc que usaremos para nuestro set de fotografía. Y dependiendo de la elección que hagamos también le daremos un ‘rollo’ u otro a nuestro resultado final. A mi personalmente me gustan mucho las vajillas modernas y sencillas pero con un toque artesanal, con acabados desiguales y texturizados. Suelo optar por colores neutros entre la gama del blanco, los grises y azules principalmente. Pero los tonos tierra, rosas e incluso negros también me gustan. Para el cristal, me encantan los frascos estilo vintage.

props

PRESENCIA HUMANA

La fotografía de producto está muy bien, pero puede adquirir una dimensión un poco fría dependiendo de cómo esté planteada, por este motivo a mi me gusta incluir en mis series alguna imagen con presencia humana, para otorgarle un toque más cercano y casual. Las manos ‘en la masa’ me parecen un recurso lleno de posibilidades, y los retratos naturales también, donde podamos vislumbrar a la persona que está elaborando o comiendo el plato.

fotosconmanos

CAPTURAS EN CÁMARA:
PARÁMETROS Y ENCUADRES

1. Te recomiendo que siempre dispares en FORMATO  RAW (nunca en .jpg), para tener tus archivos a máxima definición y poder realizar el revelado digital en Lightroom o Photoshop sin pérdida de calidad.

2. Ante una situación poco luminosa no te pases con el ISO (el iso es el equivalente digital a la sensibilidad en nuestro carrete o película análogica). Yo procuro no subirlo a más de 1000 ISO cuando la luz no me da para más (aunque a veces llego a disparar a 1600, lo tengo que reconocer jejejeje), dependerá también del modelo de tu cámara, pero recuerda que cuánto más ISO más ruido. Yo prefiero usar aberturas bajas de diafragma y solucionar la ausencia de luz (si la tengo) con tomas más arriesgadas y juegos de desenfoque, prefiero esto antes que hacer uso de un ISO muy elevado.  Otra solución práctica a la ausencia de luz es plantear tus tomas con trípode.

curcuma-latte-veggieboogie-33. Como he comentado más arriba, la VARIEDAD DE PLANOS enriquecerá visualmente tu proyecto final, así que no te cortes en hacer muchas fotos desde distintas perspectivas y en distintos momentos de la sesión, porque siempre podrás hacer descartes y selección posteriormente.mosaico-fotos-retoque copia

4. Debes tener en cuenta ciertos aspectos básicos si ya tienes soltura con la fotografía, como aquello de realizar tomas compositivamente equilibradas y seguir la regla de los tercios y tal, aunque si te soy completamente sincera, pienso que las reglas están para romperlas. Si ya te empollaste la técnica, te animo a que le des rienda suelta a tu imaginación y busques una estética personal y por qué no, más transgresora y lejana a la tradicional. Yo soy muy partidaria de los planos cortados e incluso torcidos si la situación lo merece, así como también defiendo una estética de fotografía culinaria potente a nivel visual aunque esto signifique que se aleje de la realidad (sobre todo en el campo del color), ya que busco crear imágenes artísticas, no estrictamente documentales.

blackberry-choco-smoothie-14

5. Algo que considero digno de mención es el tema de los brillos. En fotografía culinaria el cristal cobrará un protagonismo especial y en muchas ocasiones se nos puede poner rebelde. Yo suelo optar por dos alternativas. La primera es escoger bien el plano, ir moviéndote con la cámara hasta que consigues una perspectiva del objeto que queda bien y que no le resta información al contenido del interior (aunque un reflejo bien pillado a mí personalmente no me disgusta). Si le tienes fobia a los brillos entonces te aconsejo que te hagas con un filtro polarizador y tu problema estará solucionado.

portada-cristal

RETOQUE EN LIGHTROOM

Por último, voy a dedicarle una mención especial con video al tema del revelado digital de fotografías en LIGHTROOM, que es el programa de edición que utilizo siempre para este tipo de proyectos. Si más arriba te comento cuáles son mis premisas para conseguir una buena fotografía en cámara, también quiero compartir contigo mi entusiasmo por el retoque fotográfico, puesto que para mi es fundamental saber utilizarlo y personalizar la atmósfera definitiva de tu proyecto. Soy muy partidaria de realizar una buena foto en bruto para que el revelado posterior sea más sencillo y sutil, pero las posibilidades gráficas que nos ofrece el revelado digital son maravillosas para conseguir efectos cromáticos y de contraste que no podemos capturar en cámara. Además, nos permitirá corregir ciertas imperfecciones o manchas. En las imágenes que te muestro a continuación puedes observar el ANTES Y DESPUÉS del revelado y comprobar tú mismo como el color y el contraste son los elementos que más trabajo en esta fase.

lightroom-retouch-before-after

whiteVIDEO TUTORIAL:
RETOQUE EN LIGHTROOM

Y para acabar, te dejo este video ilustrativo en el que te cuento cómo editar en Lightroom una sesión de fotografía culinaria hecha en casa con luz natural y elementos muy básicos. Espero que te guste y, si tienes cualquier consulta, no dudes en escribirme a hello@veggieboogie.com y estaré encantada de conversar contigo.

white¡GRACIAS!

white

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • hola me encanta tu blog y hoy que lo descubrí no puedo dejar de leerlo yo tambien quiero incursionar en el mundo de la fotografía culinaria y al igual que tu soy vegetariana y porque eso me enamora mas tu blog saludos desde Honduras.

    • Qué ilusión Yulissa! Muchas gracias por pasarte por aquí, espero que vaya muy bien con esos inicios en la foto culinaria, un abrazo y que viva la comida vegetariana jejeje!

  • Hola! muy buenos todos tus tips y consejos para la fotografía culinaria soy chef y estoy incursionando en mi cuenta de instagram @chef_triviana. A penas he empezado y me compre una cámara sony A 5000 que piensas de ella? Tiene wifi y es fácil de pasar las fotos al móvil. De verdad no tenia mucho presupuesto para algo mas valioso y con tantas opciones y equipos que no sabia que elegir si Nikon o Canon? Asi elegí sony jaja en fin me encantaria ver mas tutoriales. Un beso gracias

    • Hola Ana! Muchas gracias por tus palabras, que alegría que te guste el blog, ahora le echo un vistazo a tu cuenta! En cuanto a la cámara, no puedo darte mi opinión porque no conozco el modelo de primera mano, pero por lo que he visto en cuanto a prestaciones, creo que está muy bien para iniciarte en el mundo de la fotografía, espero que te vaya muy bien en tu proyecto, un abrazo!

    • Muchísimas gracias Diana! Qué ilusión y qué alegría que te gusten mis fotos 😀 Lo mismo digo, he cotilleado tu blog y me ha encantado, ya tienes una nueva seguidora jijiji, nos vemos por las redes, un abrazo y feliz día!

  • Hermoso blog y generosisimo tutorial. Me quedé con la duda de cuáles son los filtros que mencionas en el video, no entendí bien. Muchas gracias por compartir.