CALABACINES RELLENOS DE PURÉ

Ya estamos de vuelta de las vacaciones, con un montón de recuerdos increíbles de Tailandia cargados a las espaldas pero también con un montón de ganas de volver a mi rutina, sobre todo a la de cocinillas. ¿Y qué bien sientan los productos de la tierra cuando te los regalan verdad? Este post lo dejé preparado antes de marchar y lo cierto es que disfrutamos como enanos con estos calabacines rellenos de puré al horno, porque si sabes que son de un huerto amigo y que se han cultivado con cariño y al natural, parece que sientan mejor jejeje… La receta que te propongo hoy es muy ligerita y cremosa, además de fácil, para no perder las buenas costumbres. Y en breve publicaré una entrada sobre el viaje con mi itinerario y algunos consejos prácticos.

Estos calabacines van perfectos para le cena, aunque si los acompañas con una guarnición de arroz el plato termina de ser lo suficientemente consistente como para darte energía a la hora del almuerzo. Si prefieres veganizarlo, puedes utilizar queso vegano o poner un poco de tahini para darle un extra de cremosidad.

INGREDIENTES

  • 4 calabacines redondos
  • 2 patatas
  • 1/4 de brócoli
  • 1 hoja de laurel
  • 1/3 cup de leche de avena
  • 1 cebolla mediana
  • 1 trozo de calabaza
  • 2 onzas de queso feta
  • aove
  • sal, pimienta y nuez moscada en polvo
  • orégano seco
  • semillas de sésamo crudo
  • Guarnición: Arroz integral salteado con ajo y alcaparras

INSTRUCCIONES

1. Lavamos muy bien los calabacines, cortamos con un cuchillo la parte de arriba y los vaciamos con una cucharilla de café dejando las paredes un poco gruesas para que no se chafen cuando estén horneados. La pulpa la vamos colocando en un recipiente a parte y cuando los tengamos vacíos pincelamos el interior con aove, pimienta y sal.
2. Pelamos las patatas, las cortamos en dados pequeños y las cocemos en una cazuela con la pulpa de calabacín, el brócoli, una pizca de sal y una hoja de laurel, unos 20-25 minutos (hasta que las patatas estén blanditas). Escurrimos dejando un poco de agua de la cocción y machacamos todo añadiendo sal, un chorrito de aceite, nuez moscada, pimienta y un chorrito de leche vegetal para que adquiera cremosidad.
3. Pochamos la cebolla y los dados de calabaza en una sartén y salpimentamos.
4. Precalentamos el horno a 170º grados con calor por arriba y abajo. Mientras se calienta rellenamos los calabacines con puré y con el salteado de cebolla y calabaza. Colocamos sobre la superficie queso feta desmenuzado, sésamo y orégano seco y horneamos 45 minutos aprox, hasta que los calabacines estén blanditos. (A mitad del horneado he cambiado la temperatura del horno con calor sólo por abajo para que no se chamusque la superficie).
5. Servimos con arroz integral y alcaparras y, si gustas, un poco más de feta desmenuzado. ¡Salud!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.