TRUFAS DE CHOCOLATE Y AGUACATE

Hoy vuelvo a la carga con una de esas recetas fáciles que van a alegrarte la vida. Sólo vamos a necesitar 3 INGREDIENTES para elaborar estas TRUFAS DE CHOCOLATE Y AGUACATE con un toque de vainilla. Están tremendamente ricas y no llevan ningún ingrediente de origen animal, ni azúcares, ni natas, ni nada caca, yeaahhh! Eso sí, debes hacerte con un chocolate de calidad, que no lleve azúcares y que tenga un porcentaje alto de cacao. Y la elección del aguacate también es muy importante, debe estar madurito y cremoso y ya verás la experiencia mágica que vas a vivir mientras saboreas uno de estos bocaditos.

Yo las preparé para llevarlas a la comida familiar que hacíamos en casa de mis padres por el día de la madre, que al menos la mía se merece lo más grande, y este fue sólo un nimio detallico en proporción a la cantidad de cosas que me da ella cada día, bueno, que me pongo en modo sentimental y cursi… Lo dejaremos en que estas trufitas pueden alegrarte el postre en una comilona familiar o con amigos, son económicas y perfectas para acompañar el café o licor de sobremesa. En mi casa han gustado mucho, así que te animo a probarlas y que me cuentes. Esta receta también la encontrarás en el blog de CREATION MAG.

INGREDIENTES PARA 16 TRUFAS


  • 200 gr de chocolate orgánico para fundir con un 75% de cacao en adelante
  • 1 aguacate maduro (yo he usado una pieza de Sigfrido Fruit)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla o vainilla bio en polvo
  • Toppings: crocanti de nueces, harina de almendras, almendras fileteadas y cacao raw en polvo
  • Opcional: si te gustan más dulces agrega a la mezcla un chorrito de sirope de arce o agave

INSTRUCCIONES

1. Derretimos el chocolate al baño María, una vez derretido agregamos la vainilla y dejamos que temple un poco.
2. Mientras templa, abrimos el aguacate y colocamos toda la pulpa en un plato. Con ayuda de un tenedor, lo aplastamos hasta conseguir un puré lo más fino posible.
3. Pasamos el aguacate al cuenco del chocolate y lo mezclamos todo hasta que se integren bien ambos ingredientes.
4. Tapamos la mezcla y la guardamos en el congelador entre 15-30 minutos (hasta que coja cuerpo y endurezca un poco, pero ten cuidado de que no se congele).
5. Sacamos del congelador y formamos bolas de tamaño similar con las manos bien limpias (para que te queden todas igual, ayúdate de una cucharilla para tomar las cantidades).
6. Rebozamos cada bolita con alguno de los toppings elegidos y listo!
Si haces mucha cantidad y no vas a consumirlas todas en los siguientes días, te aconsejo que las dejes en el congelador en un recipiente cerrado y las vayas sacando poco a poco (las dejas 10-15 minutos fuera y luego te las zampas). Si haces menos cantidad debes comerlas en un par de días y siempre mejor dejarlas en la nevera, aunque están tan ricas que van a volar en menos de lo que imaginas!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.