CREMA FRÍA DE REMOLACHA Y SANDÍA

Y aquí os dejo con otra propuesta refrescante para los últimos retazos del verano, en esta ocasión una crema fría de remolacha y sandía. Me encanta preparar este tipo de licuados porque son super nutritivos y saciantes, perfectos para tomarlos entre horas, como entrantes en las comidas o para hacer una cenita ligera. En mi casa somos mucho de gazpacho, nos encanta en casi todas sus versiones, pero por variar un poco y tener un abanico de sabores más amplio, voy probando otras combinaciones mezclando verduras y frutas de temporada. Esta crema tiene un sabor muy curioso, te recomiendo que no le pongas demasiado jengibre ni cebolla, solo un poquito para que le aporte el toque fuerte, y también que te hagas con una sandía madura y dulce para disfrutar aún más de la mezcla de ingredientes.

Si te gustan las sopas y cremas frías tanto como a mi, no te pierdas mi último EBOOK, en el que te dejo 5 recetas la mar de ricas. Está disponible para suscriptores con descarga gratuita.

INGREDIENTES PARA 4 RACIONES


  • 1/2 remolacha sin piel grande cocida o 1 mediana
  • 2 zanahorias peladas y trocedas
  • 1 rodajita pequeña de jengibre (opcional)
  • 1/3 de cebolla morada pequeña (al gusto)
  • 1 rodaja grande de sandía dulce
  • Agua mineral fría al gusto para obtener la consitencia deseada
  • Sal rosa del Himalaya al gusto
  • Pimienta al gusto
  • Toppings: tropezones de sandía, un chorrito de AOVE, semillas de chia y orégano

INSTRUCCIONES

1. Colocamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y procesamos hasta conseguir una crema homogénea.
2. Servimos fría con los toppings elegidos y a disfrutar!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.