SIDERAL SLICES

Si te gustan los dulces bien fríos no puedes perderte estos SIDERAL SLICES. Vale, el nombre igual es un poco pretencioso, pero es que retocando las fotos me he dado cuenta de que la cobertura parece nada más y nada menos que un pequeño fragmento del espacio ¿no te parece? Tengo que reconocer que no lo he hecho premeditamente pero me ha encantado el resultado visual jijiji. Lo he conseguido colocando unas escamitas de sal sobre la compota de arándanos (que por cierto tengo que deciros que estas escamas de sal con hibisco y salvia son la bomba, de Herbes de la Conca).  Este dulce vegano es muy fácil de elaborar, tiene un alto nivel calórico porque va bien cargadito de dátiles y anacardos, así que es perfecto como snack de media mañana o como capricho pre-gym.

INGREDIENTES PARA LA BASE

  • 9 dátiles medjoul
  • 1/2 cup de copos de avena
  • 2 cucharadas soperas de cacao raw en polvo
  • 2 cucharadas de aceite de coco bio
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

INGREDIENTES PARA EL RELLENO

  • 1 cup de mantequilla de anacardos (1 cup de anacardos crudos + 1 cda de aceite de coco)
  • 3 plátanos maduros
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharada de sirope de agave

INGREDIENTES PARA LA COBERTURA

  • 250 gr de arándanos frescos
  • 1 cucharada sopera de semillas de chia
  • 1 cucharada de sirope de agave
  • 1 chorrito de limón

INSTRUCCIONES

1. Para la BASE. Colocamos todos los ingredientes en el procesador de alimentos. Primero los dátiles (sin hueso) y después agregamos el resto. Esta masa la repartimos uniformemente en un recipiente rectangular forrado con papel vegetal o papel transparente y metemos en el congelador unos 10-15 minutos.
2. Para el RELLENO. Primero colocamos los anacardos en el procesador con unas gotitas de aceite de coco y procesamos hasta conseguir una crema untuosa. Añadimos entonces el resto de ingredientes y volvemos a procesar hasta conseguir un puré denso. Colocamos esta crema de manera uniforme encima de la base de dátiles. Metemos al congelador al menos 45 minutos, hasta que la capa solidifique.
3. Para la COBERTURA. Salteamos los arándanos en una sartén con una cucharadita de aceite de coco a fuego medio. Pasamos 4-5 minutos agregamos las semillas de chia y removemos bien. Seguimos cocinando hasta que los arándanos se hayan deshecho completamente y nos quede una consistencia de mermelada (yo lo he dejado a fuego medio-bajo unos 15 minutos). Retiramos del fuego, añadimos un chorrito de limón y una pizca de escamas de sal y dejamos que enfríe. Cuando el relleno haya adquirido consistencia en el congelador podemos vertir la capa de compota, decoramos con unas escamas de sal (no te pases) y volvemos a refrigerar unas 3-4 horas.
5. Pasado este tiempo podemos sacarlas y cortarlas en porciones. Si no vas a consumirlas todas te aconsejo que las dejes en el congelador y las que vayas a comer, déjalas 10-15 minutitos a temperatura ambiente para que estén muy frías pero no congeladas. Salud!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.