CURRY DE TOFU Y CALABAZA

El curry es un plato típico de la cocina del sur y sudeste asiático, y existen muchas variantes dependiendo de la zona. Pero básicamente, podría definirse como un guiso o estofado muy especiado que sirve de acompañante para carnes, arroz y verduras. Los más conocidos son los de la cultura hindú, cremosos y picantes.

Hoy quiero proponerte una versión vegetariana ‘a mi manera’ para elaborar un curry de tofu con calabaza y jengibre. Tiene un toque picante pero no demasiado y la textura es muy densa y cremosa. Lo he acompañado de azukis y arroz integral y para bordar el almuerzo un vasito de gazpacho de remolacha. Todo riquísimo y  muy sencillo de preparar.

He utilizado nata de arroz bio y copos de avena solubles para espesar el estofado, pero si no tienes o prefieres darle otro toque, puedes utilizar crema de coco tipo thai (le dará otro gusto diferente un poco más dulce) y levadura nutricional o harina de almendras. Y con las verduras lo mismo, yo he utilizado lo que tenía por la nevera, pero en lugar de usar calabaza puedes optar por calabacín por ejemplo! La clave está en echarle imaginación.

INGREDIENTES


  • 1 bloque de tofu ahumado de 200 gr en dados
  • 200 gr de calabaza en dados
  • 1 zanahoria grande en rodajas
  • 2 cebollas moradas
  • 1 rodaja de jengibre fresco rallado
  • 1 puñadito de albahaca fresca
  • 2 cup de leche de avena
  • 100 gr de nata de arroz o crema de coco bio
  • 1/2 cup de copos de avena solubles o levadura nutricional para espesar
  • sal rosa del Himalaya al gusto
  • Pimienta blanca molida
  • comino molido
  • 2 cucharadas soperas de curry en polvo
  • AOVE

INSTRUCCIONES

1. Doramos la cebolla y el jengibre en una cazuela con un chorrito de AOVE y cuando estén ligeramente doradas añadimos los dados de calabaza y las rodajas de zanahoria. Salpimentamos y dejamos a fuego medio 5-10 minutos.
2. A continuación añadimos el tofu en dados, mezclamos, cocinamos otros 10 minutos y echamos la leche y la nata. Cuando el líquido esté caliente añadimos el curry y el resto de especias y probamos por si necesita más sal.
3. Si nos queda muy líquido espesamos la salsa con copos de avena solubles (yo he usado los de la marca Kölln) o con levadura nutricional.
5. Añadimos la albahaca fresca, retiramos del fuego y dejamos que espese y temple un poco antes de servir.
6. Lo acompañamos con arroz integral y azukis cocidos y hojas verdes al gusto.

PARA EL GAZPACHO DE REMOLACHA

  • 6 tomates pera muy maduros
  • 1/2 remolacha cocida grande o 1 mediana
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1/2 pepinopelado
  • 1 cucharada de AOVE
  • Sal y pimienta al gusto
  • Agua mineral fría a gusto para rebajar

1. Colocamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y procesamos hasta conseguir una mezcla homogénea.
2. Servimos muy frío y decoramos con semillas de sésamo crudo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.