MOUSSE DE CHOCOLATE Y AQUAFABA

Me disponía yo a hacer un hummus para cenar hace pocos días, cuando caí en la cuenta de que el agua de cocción de los garbanzos (y en general de las legumbres) tiene usos más asombrosos de los que yo podía imaginar. Si, este agüilla espesa que solemos desechar se llama aquafaba y si la bates enérgicamente con unas barillas consigues una textura y consistencia prácticamente igual a la de las claras de huevo a punto de nieve, con la diferencia de que el aquafaba es 100% vegetal.

Pues eso, que no me lo pensé dos veces, y como tenía una tableta de chocolate orgánico brutal en la nevera me dije… – Voy a probar a hacer la mousse de chocolate y aquafaba que he visto en tantos blogs y vídeos por Internet, hombre ya! A ver si es cierto eso de que no sabe a garbanzos… Y efectivamente! El sabor a garbanzos brilla por su ausencia porque el chocolate y la vainilla son los máximos protagonistas.

Las improvisé bastante, pero como hice receta paso a paso por Instagram Stories, pude medir las cantidades viendo los recipientes de cada ingrediente en los vídeos, así que la he documentado para poder compartirla con contigo hoy y así de paso me la guardo yo también para repetirla pronto. Prometo que está buenísima, la textura mola millones y además es muy económica. Yo, en esta ocasión, he usado aquafaba de una lata de garbanzos bio que tenía en casa (los ingredientes de la lata sólo son: agua y garbanzos, nada más, ni conservantes ni leches), pero la próxima vez intentaré la misma versión con agua de cocción casera (ya os contaré cuando lo pruebe). Espero que os guste el invento, yo estoy encantada!

INGREDIENTES PARA 3-4 RACIONES


  • 150 ml de aquafaba (agua de la cocción de los garbanzos)
  • 80 gr de chocolate puro orgánico para fundir (yo he usado con 85 % de cacao, elige el que más te guste)
  • 3-4 cucharaditas de azúcar panela (esto va al gusto)
  • 1 pizca de sal rosa del Himalaya (u otra sal de calidad)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla (opcional)
  • Toppings: frambuesas frescas, pistachos picados y romero fresco

INSTRUCCIONES

1. Derretimos el chocolate al baño María y dejamos reposar hasta que esté templado
2. Mientras el chocolate enfría, batimos el aquafaba con barillas (yo he usado unas barillas eléctricas), hasta que empiece a adquirir la consistencia de las claras a punto de nieve. Yo he utilizado el aquafaba de una lata de garbanzos ecológicos, os dejo el producto exacto AQUÍ), pero si tenéis tiempo lo ideal es utilizar el agua de cocción casera de garbanzos bio.
3. Cuando haya subido bien añadimos la vainilla y la panela y seguimos batiendo hasta que coja consistencia. (Yo he estado unos 5 minutos batiendo).
4. Agregamos suavemente el chocolate fundido y mezclamos todo con una cuchara de madera o espátula, con movimientos suaves y envolventes hasta que todo esté bien integrado.
5. Pasamos la mezcla a unos vasitos individuales y dejamos reposar toda la noche en la nevera (o al menos un mínimo de 3-4 horas para que coja cuerpo).
6. Servimos muy fría con nuestros toppings favoritos y a disfrutar!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.