VASITOS DE CHOCOLATE Y NARANJA

Estos vasitos de chocolate y naranja me alegraron la tarde después de un día super ajetreado de trabajo… ainsss que ganas tengo de vacaciones… Pero como todavía me quedan un poco lejos me contentaré con un pequeño homenaje post-curro. Y es que es una gozada darte cuenta de que cuando tienes antojo de algo dulce, no es necesario recurrir a los productos procesados e industriales. Puedes deleitarte con auténticas bombas calóricas saludables, como la opción de hoy, que aunque lleva mucha fruta fresca también está bien cargadita de frutos secos, semillas y super alimentos, así que si te tomas uno de estos vasitos vas a quedarte saciado por unas cuantas horas… Si utilizas tus frutas congeladas vas a pegarte un capricho bien frío, que con estas temperaturas infernales sienta de maravilla!

Además tenía ganas de compartir con vosotros la sensación que se me ha quedado después de deshacerme (literalmente) de media casa. Llevaba un tiempo muy agobiada con la limpieza doméstica, pero sobre todo con el reducido espacio que empezaba a notar en casa debido a la sobrecarga de objetos (muchos de ellos totalmente en desuso) que inundaban con su presencia todos los rincones. Y el caso es que muchas veces se me ha pasado por la cabeza mudarme a un espacio más grande, pero teniendo en cuenta los precios de los alquileres en Madrid últimamente, o te pegas un tiro o te quedas donde estás. Y como yo tengo ganas de vivir todo lo que me permita esta vida (valga la redundancia), pues he decidido quedarme donde estoy y optimizar mis 60 metros cuadrados de vivienda.

La premisa ha sido la siguiente: quedarme sólo con lo que me hace feliz  y/o con lo que he utilizado en el último año. Siguiendo esta regla he sido capaz de deshacerme de muchísimas más cosas de las que imaginaba. Lo único que he mantenido al margen han sido los libros, pero con el resto de cosas he experimentado una super mega liberación (especialmente con la ropa y con montañas y montañas de papeles de diversa índole). Es más, os aseguro que  veo mi piso de otra manera, algunas zonas han quedado medio vacías (cosa que me viene fenomenal para montar mis sets de fotografía) y ahora siempre tengo a mano lo que necesito.

Espero ser capaz de mantener esta buena costumbre y no volver a acumular como una loca, aunque reconozco que a veces se hace difícil cuando te dedicas a la fotografía (cámaras, focos, fondos, trípodes, etc) y encima te abres un blog de cocina y todas estas cosas te parecen imprescindibles: pequeños aparatos de cocina y menaje, tableros, platos, platos, platos, cuencos, tarros… Porque tengo que reconocer que desde que inauguré esta web mis ‘props’ han ido creciendo de manera aterradora. Me he quedado con ellos porque me hacen muy feliz en este momento de mi vida, pero he sacado de casa todos los antiguos para hacerles hueco a estos nuevos y que no me coman las vajillas por la noche, jajajajaja…

En fin, os dejo de dar la chapa pero no sin anirmaros a hacer lo mismo que yo con aquello que sea lo que guardáis en vuestros hogares sin pena ni gloria, es una limpieza existencial total. Porque leí hace poco no recuerdo donde algo que me ha ayudado bastante con esto: NO TIENES POCO ESPACIO, TIENES DEMASIADAS COSAS.


INGREDIENTES PARA LA BASE DE CHOCOLATE

  • 2 plátanos congelados en rodajas
  • 3 cucharadas soperas de cacao raw en polvo
  • 1/2 cup de harina de almendra
  • 1/2 cup de leche vegetal muy fría (métela en el congelador 30 minutos)
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo

INGREDIENTES PARA LA BASE DE NARANJA

  • 2 naranjas congeladas, peladas y troceadas
  • 2 dátiles medjoul (sin hueso)
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo

TOPPINGS

  • arándanos congelados
  • chocolate puro troceado
  • almendras fileteadas
  • cúrcuma en polvo
  • pipas de girasol y calabaza crudas

INSTRUCCIONES

1. Colocamos todos los ingredientes para la base de naranja en el vaso de la batidora y procesamos hasta conseguir una crema densa. La pasamos a un recipiente limpio y enjuagamos el vaso de la batidora.
2. Ahora batimos todos los ingredientes de la base de chocolate.
3. Preparamos un par de vasos, echamos un puñado de pipas de girasol y calabaza en la base de ambos y vamos llenando con las dos mezclas.
4. Decoramos con los toppings y a disfrutar!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.